nuestra Historia

Dña Leonor de Alburquerque, personaje ligado a la historia de Alburquerque, era hija del infante Sancho de Castilla y de la infanta Beatriz de Portugal y nieta de Pedro I de Portugal e Inés de Castro. Fue madre del infante Don Enrique de Aragón, quien en 1430 hizo entrega al pueblo de Alburquerque de las tierras que estaban en su poder y que constituyeron Los Baldios de Alburquerque, con una extensión aproximada de 43000 hectáreas en las que pastaban las cabras que constituian el sustento de un gran numero de familias. El pastoreo, por tratarse de terrenos comunales, se realizaba por personas que recibian un salario, juntando, cada día al amanecer, las cabezas de ganado de los distintos dueños y haciendo entrega de las mismas, en cada casa, al final de la jornada.

Esta forma de vida fue la base de una tradición quesera que, de forma artesanal, hemos querido recuperar con nuestros quesos, aportando, además, nuestro espíritu innovador para hacer llegar al consumidor productos únicos y exclusivos que son el resultado perfecto del maridaje de manjares de nuestra tierra como son la leche de cabra, el jamón ibérico, el boletus y la aceituna.

Pretendemos así fusionar parte de nuestra historia con parte de nuestra riqueza cultural, y por ende, con las tradiciones queseras que mantenemos desde antaño.

dona-leonor